En un mundo cada vez más hostil para las mujeres migrantes, desplazadas y refugiadas este 8 de marzo se hace más necesario que nunca gritar alto y claro juntas para reivindicar sus derechos.

Es importante recordar que la situación de las mujeres en este mundo machista y racista en el que vivimos plantea cuestiones específicas en sus procesos migratorios, tanto en los motivos por los que migran, los riesgos que corren durante el trayecto, así como las dificultades con las que pueden encontrarse cuando llegan al destino. Por eso reclamamos un mundo libre, sin fronteras que permita a las mujeres tener una vida digna.

¡Por ellas! ¡Por nosotras! ¡Por todas!

 

Proyecto “Sensibilización social para la integración de mujeres migrantes”, ejecutado por la Asociación Mujeres Solidaridad y Cooperación y subvencionado por la Dirección General de Programas de Protección Internacional y Atención Humanitaria del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.